Las mejores planchas

El primer factor que consideramos decisivo en la elección de una plancha está relacionado con sus aspectos estructurales, ya que estos pueden influir en el tipo de trabajo que se puede realizar, pero también en la practicidad y comodidad de uso que se puede realizar.
Dado que el mundo de las planchas se divide en dos grandes familias , la de las planchas con depósito interno y la de los modelos con caldera separada ( consulte nuestro apartado de planchas con caldera para más información), primero vamos a ver cuáles son las principales ventajas las desventajas son del primero frente al segundo, para luego profundizar en los aspectos que tendrás que tener en cuenta a la hora de elegir el modelo que más te conviene.

Qué encontrarás en esta guía:

  1. Las mejores planchas
  2. Comparativa con los mejores productos
  3. Consejos y guía de compra

Los 5 mejores productos

1. Rowenta DW6010 Eco Inteligencia

1. Rowenta DW6010 Eco InteligenciaVER OFERTA EN AMAZON

El modelo Rowenta DW 6010 Eco Intelligence, es una plancha con depósito interno, con una modesta capacidad de 300 ml , un tipo de plancha apta para cantidades medias de ropa . Los 2400 vatios de potencia garantizan una rapidez de uso inmediato (no más de 2 minutos de espera), con la posibilidad de contener el alto consumo energético a través del modo Eco ; los costes se ahorran en un 30%, sin sacrificar la buena calidad del resultado final. El Rowenta DW6010 Eco Intelligence se puede utilizar con agua del grifo simple. Aún en el factor agua enumeramos el sistema anti-goteo y la función anti-cal., que respectivamente ayudan con temperaturas más bajas y para prevenir daños a la plancha. El vapor continuo es medio , mientras que muy satisfactorio es supervapor ; que permite utilizar la plancha en posición vertical y con la máxima eficacia contra las arrugas más hostiles. La placa es versátil : equipada con una punta penetrante, donde se puede concentrar el vapor, pero también una perfecta homogeneidad del calor distribuido por 400 orificios. Verdaderamente un modelo perfecto desde todos los puntos de vista, ideal para aquellos que no suelen tener muchas prendas para trabajar , pero que buscan una asociación entre precisión y velocidad.

PROS
  • Amplia suavidad del plato
  • Fácil mantenimiento gracias al sistema anti-cal
  • La función Eco permite un ahorro del 30% en el consumo
  • Rápido de calentar gracias a la alta potencia (2400 vatios)
  • Preciso en cuellos y puños gracias a la punta cónica
CONTRAS
  • Ninguno

2. Braun TexStyle 7 TS745 A

VER OFERTA EN AMAZON

El modelo examinado es muy ligero y compacto, características que lo hacen manejable y fácil de transportar. Las especificaciones técnicas relacionadas con el vapor y el agua son medias: un vapor continuo regulable de 0-50g / min y un golpe de vapor de 180g / min , así como un depósito de 400ml que garantiza más de una hora de planchado. La placa Eloxal, especialmente diseñado por Braun, es el verdadero punto fuerte de este modelo: está diseñado para ser resistente y liso al mismo tiempo, siendo ágil durante el uso de la plancha y duradero en el tiempo. La Braun TexStyle 7 TS745 A es una buena plancha con caldera integrada que recomendamos a quienes busquen un dispositivo con una excelente suela capaz de realizar un excelente nivel de planchado.

PROS
  • Tanque muy grande
  • Excelente planchado gracias a la suela Eloxal
  • Ajuste de temperatura manual simple e intuitivo
CONTRAS
  • El mango no tiene revestimiento antideslizante.
  • No hay función Eco

3. Rowenta DW7120 Everlast Anticalc

VER OFERTA EN AMAZON
Potencia 2800 W
Salida de vapor máxima 40 g / min
Golpe de vapor 200 g / min
Capacidad del depósito 0,35 l
Agua utilizable Grifo
Sistema anti-cal Si
Ajuste de temperatura manual
Tiempo de calentamiento 0,30 min.
Función ecológica No
Material de la placa acero
Punta de la placa Precisión
Agujeros de la placa muchos
Distribución de agujeros homogénea
Vapor vertical Si
Material del mango antideslizante
Apagado automático Si
Peso del tanque vacío 2 kg
Accesorios Dosificador
PROS
  • Listo en poco tiempo
  • Poderoso vapor
  • Placa muy deslizante
  • Resistente a rayones
  • Descalcificador integrado
CONTRAS
  • Sin función ecológica

4. Rowenta DW6040 Eco Inteligencia

VER OFERTA EN AMAZON
Potencia 2500W
Salida de vapor máxima 45 g / min
Golpe de vapor 180 g / min
Capacidad del depósito 0,3 l
Agua utilizable Grifo, Desmineralizada
Sistema anti-cal Si
Ajuste de temperatura manual
Tiempo de calentamiento no disponible
Función ecológica Si
Material de la placa acero
Punta de la placa Precisión
Agujeros de la placa muchos
Distribución de agujeros homogénea
Vapor vertical Si
Material del mango antideslizante
Apagado automático Si
Peso del tanque vacío 1,88 kg
Accesorios Dosificador
PROS
  • Compuesto en un 30% de materiales reciclados
  • Placa duradera con 400 microagujeros
  • Excelente sistema anti-cal
  • Puede usarse con agua del grifo
CONTRAS
  • Un poco pesado

5. Plancha de vapor Ariete 6235

VER OFERTA EN AMAZON
Potencia 2000W
Salida de vapor máxima 25 g / min
Golpe de vapor 140 g / min
Capacidad del depósito 0,3 l
Agua utilizable Grifo
Sistema anti-cal Si
Ajuste de temperatura manual
Tiempo de calentamiento no disponible
Función ecológica No
Material de la placa Cerámica
Punta de la placa estándar
Agujeros de la placa pocos
Distribución de los agujeros concentrarse en los lados
Vapor vertical Si
Material del mango plástico
Apagado automático No
Peso del tanque vacío 0,9 kg
Accesorios Dosificador
PROS
  • Precio muy asequible
  • Discreto chorro de vapor
  • Plato bastante liso
CONTRAS
  • Vapore continuo debole

>> Volver arriba <<

Comparativa de los mejores productos

MEJOR OPCION
1. Rowenta DW6010 Eco Inteligencia
1. Rowenta DW6010 Eco Inteligencia
Comprar
Lee opiniones

PROS

  • Amplia suavidad del plato
  • Fácil mantenimiento gracias al…
  • La función Eco permite…

CONTRAS

  • Ninguno
Comprar
MEJOR CALIDAD / PRECIO
2. Braun TexStyle 7 TS745 A
Comprar
Lee opiniones

PROS

  • Tanque muy grande
  • Excelente planchado gracias a…
  • Ajuste de temperatura manual…

CONTRAS

  • El mango no tiene…
  • No hay función Eco
Comprar
3. Rowenta DW7120 Everlast Anticalc
Comprar
Lee opiniones

PROS

  • Listo en poco tiempo
  • Poderoso vapor
  • Placa muy deslizante

CONTRAS

  • Sin función ecológica
Comprar
4. Rowenta DW6040 Eco Inteligencia
Comprar
Lee opiniones

PROS

  • Compuesto en un 30%…
  • Placa duradera con 400…
  • Excelente sistema anti

CONTRAS

  • Un poco pesado
Comprar
5. Plancha de vapor Ariete 6235
Comprar
Lee opiniones

PROS

  • Precio muy asequible
  • Discreto chorro de vapor
  • Plato bastante liso

CONTRAS

  • Vapore continuo debole
Comprar

>> Volver arriba <<

Guía de compra ¿Qué producto comprar? 

5 factores decisivos para elegir una plancha

El primer factor que consideramos decisivo en la elección de una plancha está relacionado con sus aspectos estructurales, ya que estos pueden influir en el tipo de trabajo que se puede realizar, pero también en la practicidad y comodidad de uso que se puede realizar.
Dado que el mundo de las planchas se divide en dos grandes familias , la de las planchas con depósito interno y la de los modelos con caldera separada ( consulte nuestro apartado de planchas con caldera para más información), primero vamos a ver cuáles son las principales ventajas las desventajas son del primero frente al segundo, para luego profundizar en los aspectos que tendrás que tener en cuenta a la hora de elegir el modelo que más te conviene.

Ventajas de la plancha interior del tanque

Las planchas con depósito interno tienen, en comparación con el otro tipo de plancha, la ventaja de ser más manejables y más prácticas de usar y almacenar, dado su pequeño tamaño .
Además, las planchas con tanque interno suelen ser más silenciosas y rápidas para llevar el agua a temperatura.

Desventajas

Por otro lado, el principal inconveniente de los modelos sin caldera es que ofrecen una menor autonomía de trabajo , por lo que una plancha de este tipo resultará inadecuada para quienes tengan muchas prendas que planchar en sus sesiones de trabajo. Desde este punto de vista, de hecho, os recordamos que la capacidad del depósito interior de una plancha ronda los 300 ml de media , mientras que las planchas de caldera suelen tener capacidades superiores a 1 l, capaces de garantizar más de una hora. De trabajo continuo. Las otras desventajas de la plancha del tanque interno suelen ser un rendimiento más bajo.

desde el punto de vista del vapor entregado (por lo tanto el trabajo es un poco más exigente que el de los modelos con caldera) y un peso mayor (ya que el peso de la plancha se suma al peso del agua contenida en el tanque interno) .

1. Estructura

La plancha con depósito interno es, por su propia naturaleza, particularmente fácil de manejar, ya que es esta característica la que constituye su principal valor y rasgo distintivo.
Sin embargo, no todas las planchas son iguales: algunas pueden tener características que las hagan aún más prácticas y cómodas de usar, y que tendrás que tener en cuenta para estar seguro de que la plancha que vas a comprar te satisfará plenamente de esta. punto de vista. Veamos cuáles son estas características particulares :

  • Peso : es importante evaluar el peso de la propia plancha, ya que utilizar una plancha demasiado pesada, incluso para sesiones de planchado cortas, puede resultar agotador.
  • Mango ergonómico / antideslizante : el mango ergonómico puede hacer que la plancha sea más fácil de usar, y el revestimiento antideslizante puede evitar accidentes desagradables al manipular la plancha con las manos sudorosas.
  • Cable giratorio / pivotante : permite una mayor libertad de movimiento
  • Funcionamiento inalámbrico : hablando de libertad de movimiento, algunos modelos están equipados con una base de carga. Cuando la plancha está conectada a la base, se genera vapor, luego se puede desconectar para iniciar las operaciones de planchado reales sin la restricción del cable A continuación se muestra un ejemplo de una base de carga inalámbrica:
  • Estuche de viaje incluido : si compras un modelo sin tanque, es posible que desees llevarlo contigo de viaje, y en este caso un estuche hace que el transporte sea mucho más conveniente, además de proteger la plancha de daños accidentales. Además, incluso si no se lleva la plancha de vacaciones, el estuche también es conveniente para mantenerla alejada del polvo.

2. Vapor

El segundo factor decisivo a tener en cuenta a la hora de elegir la plancha más adecuada para sus necesidades se refiere a la producción y entrega de vapor, que afecta a la velocidad y eficacia de la plancha para suavizar las arrugas.
Al respecto, hay tres datos que debemos tener en cuenta: la potencia del vapor continuo, la del chorro de vapor (a veces también llamado supervapor) y la posibilidad o no de entregar vapor incluso en vertical.

Suministro continuo de vapor

Depende directamente de la presión la cantidad de vapor entregado en modo continuo, que se mide en gramos por minuto (g / min). El valor mínimo que sugerimos es el de 30 g / min, por debajo del cual se pueden encontrar algunas dificultades desde el punto de vista de la fluidez del trabajo, ya que un buen aporte constante suaviza la plancha. Este parámetro se puede designar con diferentes términos dependiendo de la marca de la plancha: puede encontrarlo indicado, por ejemplo, también como «vapor variable».

Golpe de vapor o supervapor

Este parámetro representa el chorro máximo que se puede suministrar a intervalos (por lo tanto, no continuo) presionando un gatillo especial, que se utiliza en situaciones particulares, como para suavizar las arrugas más difíciles. Un valor excelente, para una plancha con tanque interno, es de alrededor de 200 g / min, pero incluso un golpe de vapor más bajo podría ser suficiente.

Vapor vertical

Le permite vaporizar prendas que suelen ser difíciles o poco prácticas de trabajar, por ejemplo, cortinas grandes o chaquetas y camisas en perchas. Si tiene la intención de planchar muchos artículos similares, asegúrese de que su plancha tenga esta función. Si la cantidad de prendas de este tipo es realmente grande, también puede considerar comprar una plancha vertical especial .

3. Agua

Hemos reunido bajo este factor toda una serie de características relacionadas con el uso del agua por parte de la plancha, que influyen en su rendimiento y por tanto, en nuestra opinión, tendrás que tener en cuenta a la hora de evaluar el modelo a comprar. Veamos cuáles son.

Capacidad del tanque

La autonomía de trabajo de la plancha depende de esto . El valor más común, y que recomendamos, ya que ofrece una buena autonomía y al mismo tiempo no hace que la plancha sea especialmente incómoda de manejar (recuerda que un depósito grande, además de ocupar espacio, también hace que la plancha sea pesada cuando está llena !) es el de 300 ml. Por supuesto, sin embargo, otras evaluaciones pueden influir en la elección: por ejemplo, si necesita un producto para usar como segunda plancha en casa, para planchar algunas camisetas en situaciones de emergencia, un producto menos espacioso está bien.

Función de descalcificación

Casi todos nuevas planchas se pueden utilizar con llanura del grifo de agua en lugar de agua destilada . La función de descalcificación se utiliza para evitar que la cal que se acumula en el depósito, con el tiempo, dañe el producto adquirido. Hay varios sistemas, que más o menos funcionan de forma similar: normalmente hay que calentar la plancha al máximo y activar la función mediante un botón.

Función anti-goteo

Las planchas con esta particularidad evitan ese molesto goteo que humedece la ropa durante el planchado. Esta función es especialmente útil cuando se trabaja a bajas temperaturas (con ropa delicada, por ejemplo) porque en ese caso es más fácil que el agua no se convierta en vapor.

Accesorios

Algunas planchas están equipadas con útiles accesorios, como el vaso graduado, para medir el agua que se introduce en el depósito, o un recipiente en el que vaciar el depósito cuando la función de descalcificación está activada.

4. Energía y consumo

El cuarto factor decisivo en la elección de una plancha está vinculado a su potencia y consumo relativo. Aquellos que busquen un modelo con excelentes prestaciones , es decir que se caliente rápidamente, que garantice una mayor y más rápida producción de vapor y que en consecuencia permita un trabajo de planchado rápido y de calidad, deben prestar atención a la potencia (expresada en Watt). . A título indicativo, una plancha con una absorción de 2000 W puede considerarse bastante potente y rápida de calentar.
El consumo de energía de la plancha también está relacionado con la potencia absorbida . Algunos modelos están equipados con una función Eco, lo que permite reducir el consumo de energía, al tiempo que reduce parcialmente el rendimiento en términos de velocidad de calentamiento y vapor entregado. El coste de estos últimos modelos es ligeramente superior y, por tanto, es adecuado para quienes planchan con bastante frecuencia y durante períodos medio-largos.
Algunas planchas tienen una función de apagado automático que se activa automáticamente cuando dejas la plancha encendida sin usarla (algunas planchas se apagan automáticamente, por ejemplo cuando se colocan en posición vertical). Esta función no solo reduce el consumo, sino que también juega un papel importante en la seguridad del hogar.
Algunas planchas, entonces, tienen funciones particulares relacionadas con selección de temperatura (o, en algunos casos, no se realiza en absoluto, ya que estas planchas permiten planchar todo tipo de tejidos a la misma temperatura), lo que permite acortar los tiempos de preparación (pero también los del propio planchado), con consecuentes ahorros también en consumos en la factura.

¿A que temperatura planchar? Tejidos y temperaturas ideales

El lavado altera los enlaces entre las cadenas de moléculas que componen una fibra textil: se utiliza el planchado para devolver estas moléculas a su posición, sometiendo las fibras al calor que emana de la suela y al vapor que es capaz de entregar.

¿A que temperatura planchar?

Para realizar las operaciones de planchado de la mejor manera posible sin dañar las prendas, es necesario saber que cada tipo de tejido necesita una cierta cantidad de calor . Puede ver cuál es la temperatura requerida para planchar de manera efectiva y segura cada uno de los tipos de tela más utilizados y populares en la tabla a continuación.

Tipo de tejidoTemperatura
LinoAproximadamente 200 ° C
AlgodónAproximadamente 200 ° C
LanaAproximadamente 150 ° C
PoliésterAproximadamente 150 ° C
SedaAproximadamente 150 ° C
TerciopeloMenos de 150 ° C
AcetatoMenos de 150 ° C
AcrílicoMenos de 150 ° C
Licra / SpandexMenos de 150 ° C
NylonMenos de 150 ° C

Antes de planchar: división de las prendas

Antes de comenzar a planchar, por lo tanto considerando que para cada tipo de tejido la plancha debe alcanzar una determinada temperatura, lo mejor es dividir las prendas según el tejido , ordenándolas en la mejor secuencia para que las operaciones posteriores sean más rápidas. y lo más fácil posible.
De esta forma podremos empezar a planchar a la temperatura más baja y proceder a subirla gradualmente según lo requieran los tejidos que nos encontremos.

Medidas para tejidos particulares

En cuanto a la relación entre tejido y calor, también recordamos que cada prenda tiene una etiqueta que indica, entre otras cosas, cuál es la temperatura adecuada para fijar en la plancha (normalmente hay puntos que hacen referencia a la temperatura baja, media o alta). ).
Si eres nuevo en el planchado, puede que te sorprenda el hecho de que existen técnicas particulares a aplicar según el tipo de tejido para plancharlo de la forma más eficaz posible, sin riesgo de quemarlo o dañarlo.
Tomemos un ejemplo aquí: planchar una prenda de seda, además de requerir un ajuste de temperatura en torno a los 150 ° C, es mejor hacerlo cuando la prenda aún está húmeda, ya que rociar el tejido con agua y planchar inmediatamente después podría mancharlo, y para evitar el efecto de brillo es recomendable Extienda un paño sobre la tabla de planchar.
Tomemos otro ejemplo: para planchar una prenda de terciopelo , que requiere la misma temperatura que la plancha en comparación con la seda, es aconsejable evitar el contacto directo de la plancha con la tela, utilizando solo el vapor que emite por los agujeros; Además de esto, muchos recomiendan darle la vuelta a la prenda, tanto durante el lavado como durante el planchado.
Entonces, la seda y el terciopelo, aunque necesitan la misma temperatura , requieren diferentes métodos de planchado. entre ellos.

Planchas de temperatura fija

Algunas marcas han desarrollado recientemente nuevas tecnologías que permiten saltarse las operaciones preliminares que hemos visto anteriormente, utilizando una única temperatura durante una sesión de planchado , considerada óptima para cada tipo de tejido .

Estas son las ventajas :

  • Ahorras tiempo al no tener que dividir las prendas antes de planchar;
  • El riesgo de dañar la prenda por exceso de calor es menor;
  • La placa no gotea, porque la temperatura fija es óptima y no demasiado baja.

Éstas son las desventajas :

  • La temperatura fija es relativamente baja y, por lo tanto, se necesitarán más pasadas;
  • Se utilizará más el vapor para ayudar a la plancha a estirar las fibras.

En definitiva, estas nuevas planchas están pensadas sobre todo para cubrir las necesidades de quienes tienen muchas prendas que planchar y poco tiempo para hacerlo, y para quienes tienen poca experiencia y no quieren correr el riesgo de estropear sus prendas.

5. Base

El último de los factores que te sugerimos que tengas en cuenta a la hora de elegir la plancha que mejor se adapte a tus necesidades es el relativo a las características de la suela: su material, su forma y la posición de los orificios por los que sale el vapor. Miremos específicamente todos estos elementos .

El material

Hay una amplia discusión sobre esto, porque hay quienes se inclinan por uno y quienes por otro: nos preocupamos de que sepas cuáles son los materiales más utilizados para la construcción de una placa, examinándolos uno a uno. Antes de hacer esto, sin embargo, queremos hacer la premisa de que todos los materiales que se describirán tienen un denominador común: todos tienen excelentes capacidades de conducción de calor y evitan que la plancha se sobrecaliente.

  • Acero: el acero es un material compuesto principalmente de hierro y carbono, a menudo mezclado también con otras aleaciones. En el mundo de las planchas predomina el acero inoxidable, que tiene la gran ventaja de resistir la oxidación con especial éxito . La suela que utiliza este tipo de plancha tiene como objetivo ofrecer un trabajo rápido, y el calor se distribuye uniformemente, favoreciendo la fluidez en cualquier tipo de prenda. El acero puede considerarse, entre todos los materiales, el más resistente en el tiempo.
  • Teflón: este material es una aleación plástica muy popular por la suavidad que ofrece. La principal cualidad del producto es garantizar una distribución homogénea del calor, característica ideal para quienes buscan un trabajo fluido y rápido.
  • Aluminio: el aluminio tiene la ventaja de ser muy ligero y resistente, pero no tiene la capacidad de distribuir el calor producido por toda la superficie con buena homogeneidad: por ello se suele utilizar para aquellas planchas que concentran altas temperaturas en la punta, ideal para quienes buscan trabajos de precisión , como el planchado de camisas.
  • Cerámica: una placa cerámica puede tener dimensiones más reducidas que las placas de otros materiales, por lo que se retuerce mejor en los espacios más estrechos de algunas prendas, por ejemplo entre los botones de una camisa, pero también garantiza una excelente distribución del calor. Sin embargo, con el tiempo, puede ser menos resistente que otros materiales.

La forma y el tamaño

La suela de una plancha no siempre tiene el mismo tamaño y forma . Estas características, también en relación con otros factores (como la cantidad de vapor que puede entregar la plancha, el material de la suela y el número de agujeros), contribuyen a realizar mejor un trabajo u otro: una suela pequeña será más ágil y tendrá un calor más concentrado, mientras que uno más grande puede cubrir superficies más grandes y acelerar el trabajo donde no se necesita una precisión particular. En ambos casos, una punta de perforación puede ser útil para trabajar con cuellos, puños y otras situaciones similares.
Para entenderlo mejor podemos darte algunos ejemplos prácticos: si estás acostumbrado a planchar muchas sábanas, una plancha grande puede ser ventajosa, pero si quieres un cuello y puños perfectamente planchados de una camisa, quizás sea una plancha con punta piercing. La mejor decision. Antes de continuar, queremos recordar que la emisión de vapor está íntimamente relacionada con la forma (otro elemento que hemos visto determinante en la elección de la plancha) y el tamaño de una plancha: una plancha más grande es más pesada y tiene la ventaja de tener que hacer menos pasadas sobre la prenda a planchar, mientras que una plancha más pequeña y ligera será más manejable pero, por la misma cantidad de vapor que puede entregar, será necesario hacer más pasadas.

Las flores

Cada suela de una plancha, obviamente excluyendo los modelos secos, tiene una superficie sembrada de orificios para la salida de vapor (cuyo número y tamaño varía de modelo a modelo), los cuales deben ser evaluados según el tipo de desempeño que requiera. . Una placa con muchos agujeros distribuidos uniformemente asegura la homogeneidad del calor y una fluidez segura del trabajo, aunque tendrá un consumo de agua más rápido en comparación con las placas con menor número de agujeros , que suelen concentrarlas en la punta, para facilitar el trabajo de precisión .
Un tercer caso, raro a decir verdad, es el de las planchas que permiten seleccionar la emisión de vapor de forma concentrada en la punta o distribuirlo por toda la plancha, siempre en función del tipo de trabajo a realizar.

Mantenimiento y limpieza

Para que la plancha mantenga su rendimiento en el tiempo, es bueno observar unas sencillas reglas de limpieza , pequeños gestos que tardan unos minutos y para los que no se requieren accesorios especiales. En el mercado existen palos para pasar rápidamente sobre el plato, muy baratos entre otras cosas, pero para limpiar el plato es fácilmente posible utilizar sistemas naturales y más prácticos.
Por ejemplo, prueba lo siguiente: en un vaso pequeño, exprime un limón, agrega una cucharada de bicarbonato de sodio, mezcla y deja reposar por unos minutos. Cuando la plancha esté completamente fría, coger una esponja de superficie no demasiado abrasiva para no rayar la suela, y frotar bien para quitar los residuos de la suela. Luego use un paño seco para quitar la mezcla del plato.

Otros factores a tener en cuenta a la hora de elegir una plancha

¿Son importantes los materiales?

Los materiales son un elemento fundamental en la elección de la plancha: como hemos visto, de hecho, el material de la suela determina de forma decisiva el tipo de trabajo que se puede realizar. Por lo tanto, es necesario considerar si se debe favorecer la velocidad en el calentamiento y la robustez (acero), la suavidad (teflón), la precisión (aluminio) o la delicadeza (cerámica), y elegir la plancha en consecuencia.
Pasemos al aspecto menos práctico, pero no menos importante, que se refiere a la estructura misma del producto. Evidentemente, el plástico es el material más utilizado para el revestimiento.de una plancha, pero siempre te aconsejamos que evalúes el tipo de cubierta, porque un recubrimiento más sólido garantiza una mejor fijación y por lo tanto longevidad del producto. Además del recubrimiento, tendrás que valorar el mango , si lo quieres por ejemplo en material antideslizante o no, o quizás, según el gusto subjetivo, en corcho. También es importante evaluar la resistencia del cable , especialmente en la base, porque es allí donde necesita más protección.

¿Es importante la marca?

Hay muchas marcas que producen planchas, y te sugerimos que siempre consideres este aspecto a la hora de elegir una plancha. La primera y más obvia razón es que un fabricante reconocido es garantía de fiabilidad y seguridad del producto , así como un servicio de asistencia eficaz y una disponibilidad segura y rápida de las piezas de repuesto.
La otra razón está ligada a las características y tecnologías particulares desarrolladas por cada marca, lo que distingue sus planchas de las de otras marcas. Entre otros fabricantes, mencionamos por ejemplo a Rowenta , que se ha especializado en modelos con planchas particularmente precisas, Philips, que ha desarrollado una tecnología que permite no tener que ajustar manualmente la temperatura según la prenda planchada, Imetec , que destaca por su especial atención al ahorro energético, y Bosch con sus modelos robustos y fiables.

¿Importa el precio?

Una marca importante suele utilizar materiales de mayor calidad, lo que obviamente conduce a un mejor resultado del producto y al mismo tiempo a un precio más alto. También puede suceder que para satisfacer las necesidades económicas existan nombres importantes en el mercado con productos de gama baja. Lo que nos preguntamos es cuánta diferencia hay entre un dispositivo de alto costo y uno económico : ciertamente los materiales utilizados y los datos técnicos.son muy importantes. Pero, ¿es siempre necesario comprar lo mejor del mercado, o incluso un dispositivo de gama baja puede ser adecuado para nosotros? Dado que una marca importante garantiza disponibilidad de repuestos y fácil asistencia, podemos decir que incluso una plancha barata puede ser una fiel amiga en casa: esto se debe a que el soltero que plancha algunas prendas a la semana no necesita la poderosa plancha que podría ¡Plancha horas y horas sin cansarme nunca! En definitiva, imaginamos que a estas alturas todo está claro, ya que es fácil de entender el discurso realizado: en función de tus necesidades puedes seleccionar el modelo en función del precio.

¿Cómo se limpia la plancha?

En primer lugar, digamos que el correcto mantenimiento de la plancha comienza con la limpieza, necesaria para evitar la formación de cal o incrustaciones que reduzcan su eficacia, rendimiento y durabilidad. Las operaciones de limpieza se dividen en ordinarias, que deben realizarse cada vez que se utiliza la plancha, y extraordinarias, que deben realizarse regularmente pero no cada vez que se utiliza la plancha. Veamos en qué consisten.

Limpieza ordinaria

Cada vez, después de usar la plancha, es bueno limpiarla. Los pasos a seguir son:

  1. Apaga la plancha;
  2. Desenchufa;
  3. Deje que la base se enfríe;
  4. Vacíe el agua del depósito;
  5. Pase un paño húmedo por la suela y alrededor de la plancha;
  6. Llene, enjuague y vacíe el depósito varias veces con agua limpia.

Limpieza extraordinaria

Algunas planchas están equipadas con una función antical , que se recomienda utilizar aproximadamente una vez al mes (obviamente, depende de la frecuencia con la que planches). Por lo general, una luz indica cuándo es el momento de hacer esto. Los detalles sobre esta función y su activación siempre se explican en los folletos de instrucciones.
Incluso la limpieza a fondo de la plancha forma parte de las operaciones de limpieza extraordinarias: trataremos en detalle en los siguientes apartados.

Limpiar la base

Tras repetidas sesiones de trabajo, es posible que se formen manchas en la plancha que ralenticen su tersura, por lo que es necesario adoptar sistemas para eliminarlas. Ninguna luz le dirá que es hora de limpiar la base, pero las manchas son claramente visibles a simple vista y, en cualquier caso, encontrará que la plancha se desliza con menos suavidad sobre los tejidos.
Las manchas se pueden quitar limpiando la plancha (encendida) con un paño mientras se dispensa el vapor o, si son muy rebeldes, limpiando manualmente la base (con la plancha apagada) con productos especiales. La elección, ciertamente subjetiva, es entre productos que se pueden comprar listos para usar y productos alternativos, que en ocasiones también se pueden preparar en casa. Veamos a continuación de qué se trata.

  • Productos comerciales: se trata de sticks , que se pueden adquirir en supermercados o online, suelen ser bastante económicos, y se aplican directamente sobre la base;
  • Productos alternativos: existen varios productos, no diseñados específicamente para la limpieza de la placa, pero que se pueden utilizar de forma segura para este fin. Muchos de estos productos ya están presentes en los hogares de todos: podemos recomendar limpiar el plato con un paño suave empapado en vinagre y sal, o una mezcla de bicarbonato de sodio y limón, mientras que muchos folletos de instrucciones recomiendan un simple detergente para platos .

La limpieza de las partes externas

Mantener la placa y el tanque o la caldera limpios y sin cal es esencial y puede llevar algún tiempo. Por otro lado, limpiar el resto de la plancha es muy sencillo, solo un paño húmedo que no tenga partes abrasivas en la superficie, el mismo que se utiliza para la limpieza ordinaria de la plancha.

¿Cómo usas la plancha?

Antes de recoger su plancha y proceder con el planchado real, es necesario proceder con algunas operaciones preliminares.
La división de la ropa debe hacerse según el tipo de tejido y el tipo de prenda: las prendas de la misma tela deben de hecho plancharse a la misma temperatura (baja o alta), y las prendas de un determinado tipo requieren algunos accesorios particulares. .

Preparación de la estación y la plancha

Antes de empezar a planchar, te aconsejamos que organices tu puesto de trabajo: ajusta la tabla (sobre la que se va a colocar la chapa de aluminio o la tapa) según tu altura, y ten a mano el resto de accesorios. Mientras tanto, la plancha debe haber sido cargada con agua y encendida para llegar a la temperatura más baja , comenzar con los tejidos cuya temperatura de planchado es más baja, y luego aumentarla gradualmente (primero se sube la temperatura, en lugar de esperar que la plancha se enfríe).

Organización de la colada

La colada ya debe estar hecha con las prendas separadas según la tela y su tipo, pero esta es una situación ideal que rara vez puede ocurrir. Dicho esto, es fácil imaginar que en nuestra cesta existen diferentes prendas, las cuales deben ser tratadas con diferentes temperaturas y métodos de planchado particulares, para lo cual es necesaria una selección en función de sus características.
Un sistema práctico podría ser el siguiente:

  • Agrupa la ropa;
  • Dividir las prendas según el tejido: según el tipo de fibra, se necesita una temperatura distinta;
  • Manteniendo la subdivisión anterior, separa aún más los artículos según su tipo: camisas, pantalones, camisetas, etc.

Agregamos también que un trabajo preciso requiere doblar la ropa aún húmeda, quizás colocando chaquetas y camisas directamente sobre la muleta: así encontrarás menos arrugas y el planchado será más rápido y ordenado. Haga esto mientras la plancha se calienta.

Accesorios y trucos

Además de los trucos particulares que en cada familia se transmiten de generación en generación, es bueno saber que algunos objetos son cruciales para obtener un buen planchado, por eso te aconsejamos que te equipes con estos objetos antes de empezar:

  • Tabla de planchar ajustable;
  • Planchar mangas;
  • Un spray de imprimación o una botella de spray llena de agua;
  • Un papel de aluminio o una funda.

Planchado

Veamos mejor cómo realizar las operaciones de planchado propiamente dichas.
La técnica
En general, te aconsejamos que sigas estas sencillas reglas para facilitar el trabajo:

  • Dar un paso corto, preferiblemente en una zona oculta, para ver cómo responde la tela al contacto con la plancha;
  • Empiece a planchar partiendo de costuras y pliegues, continuando hacia la zona plana;
  • Para arrugas difíciles, rocíe agua o almidón y use vapor;
  • La plancha debe mantenerse siempre en movimiento;
  • En general, siempre es mejor planchar por el lado derecho y por el revés, pero hay algunos tejidos en particular, como el algodón, para los que no se aplica esta regla;
  • Las prendas delicadas (por ejemplo, lana) se planchan mejor del revés;
  • Dobla inmediatamente la ropa y coloca las chaquetas y camisas en la percha, que se puede tratar con vapor directamente en la percha.

Cada tipo de tejido requiere, además de una temperatura muy precisa, también técnicas y precauciones especiales. Veamos algunos ejemplos:
Bajas temperaturas: El acrílico
acrílico, un tejido muy utilizado para los jerséis, debe plancharse a bajas temperaturas, y por tanto será uno de los primeros sobre los que trabajarás. Es un material que puede deformarse cuando entra en contacto con una fuente de calor, aunque sea bajo, cuando aún está húmedo : por lo tanto, nuestro consejo es dejar secar completamente las camisas acrílicas antes de plancharlas.
Altas temperaturas: El algodón
algodón necesita altas temperaturas. Siempre se debe planchar recto, por lo tanto, evite el reverso, y es aconsejable rociar un poco de imprimación antes de pasar la placa.
Solo vapor: terciopelo
Hay algunas prendas, como el terciopelo, que se tratan mejor sin contacto directo , utilizando solo vapor: mejor una plancha con un buen suministro de vapor y, en caso de que existan muchas prendas de este tipo, es recomendable Tener un tanque con buena capacidad. Estas son características de las que debe asegurarse al elegir una plancha si planea planchar muchos artículos de terciopelo.
Las mangas
Decíamos que antes de empezar a trabajar sería muy útil hacerse con una planchadora de mangas, que lo hace todo más fácil: de hecho, bastará con desabrochar el puño e introducirlo en la planchadora de manga . En caso de que no tenga este accesorio, que aún recomendamos, puede insertar una toalla enrollada en el puño y proceder con el planchado.
Botones, cuellos, puños y dobladillos
En este caso hay varios trucos que pueden ayudar: por ejemplo, colocar una hoja de papel de seda entre la plancha y la tela es útil para mejorar el planchado de los dobladillos, en este caso recomendamos pasar como lo más rápido posible en el área interesada.
En lo que se refiere a trabajos de precisión, como los de cuellos, puños y botones (especialmente si son de plástico, es mejor evitar el contacto directo con la plancha caliente), la forma de la placa puede jugar un papel decisivo: ideal en este caso sería tener una punta llena de agujeros y penetrante.

¿Cómo se descalcifica la plancha?

En general, para limpiar el depósito o la caldera basta con aclarar el interior con agua: no recomendamos el uso de sustancias desincrustantes, que podrían corroerse y provocar daños. Muchas planchas están equipadas con una función anti-cal que, cuando se usa aproximadamente una vez al mes, permite una limpieza más profunda y profunda, beneficiando el rendimiento de la plancha.
Veamos cómo proceder, en función del tipo de plancha que tengas (recuerda que el procedimiento puede variar ligeramente según el modelo: antes de realizar cualquier operación consulta el manual de instrucciones!).

  1. Apague la plancha;
  2. Desenchufar;
  3. Llene el tanque completamente con agua;
  4. Inserte el enchufe cerca de un fregadero;
  5. Presione el botón de descalcificación mientras agita la plancha (el agua y el vapor terminarán en el fregadero);
  6. Repita la operación varias veces.

¿Qué agua se puede utilizar en la plancha?

Para mantener el rendimiento y la eficacia de la plancha, impidiendo en la medida de lo posible la formación de cal, también es bueno prestar atención al agua utilizada. De hecho, normalmente se puede utilizar cualquier plancha con agua del grifo simple, sin embargo, se debe tener en cuenta el grado de dureza del agua de tu zona: por ejemplo, en las zonas marinas es mejor añadir agua destilada o desmineralizada a eso. de la casa, ya que en las viviendas costeras hay mayor dureza, es decir, el agua es más rica en caliza, lo que podría dañar el correcto funcionamiento de la plancha con el tiempo (cuanto menos dura sea el agua, mejor).
En general estas son nuestras recomendaciones:

Agua indicada

  • Agua del grifo (según la zona);
  • Agua destilada mezclada con la del grifo;
  • Agua desmineralizada mezclada con agua del grifo.

Agua no indicada

  • Agua recolectada por acondicionadores de aire o deshumidificadores;
  • Agua aromatizada con perfumes y similares.

¿Dónde se tira la plancha vieja?

Una pregunta que surge a menudo cuando tenemos que deshacernos de electrodomésticos viejos o rotos es dónde tirarlos: este tipo de residuos no pueden de hecho eliminarse en la recogida doméstica normal, es decir, en el clásico basurero.
Para deshacerse de su plancha vieja y otros electrodomésticos, debe ubicar el punto de recolección más cercano a usted. Todas las ciudades tienen al menos uno, generalmente en los suburbios, donde pueden llevar desechos voluminosos y electrodomésticos en desuso. Los centros de recogida similares a menudo están presentes incluso en países más pequeños, por lo que muy a menudo ni siquiera es necesario ir muy lejos.

¿Por qué el otorgamiento dedicado?

Los residuos que producen diariamente los hogares, especialmente hoy en día en que la recogida selectiva se está convirtiendo en una realidad cada vez más extendida, son trasladados por las empresas de recogida a centros de disposición especializados en el tratamiento de ese residuo concreto. En estos centros se destruye, se almacena o se empaqueta para su envío a otro lugar, o incluso se inicia el reciclado.
Los electrodomésticos usados ​​no son residuos que genera una familia todo el tiempo: son, por así decirlo, residuos “extraordinarios”. También son ricos en componentes de diversa índole: principalmente plásticos, metales y placas electrónicas. La instalación de puntos de recogida con entrega a cargo del usuario representa, por tanto, una elección más eficiente desde el punto de vista de tiempos y costes: normalmente a disposición de los usuarios hay contenedores completos en los que tirar los electrodomésticos a desechar, listos para cerrar. y enviar una vez llenado.

¿Por qué la plancha pierde agua?

La plancha es un dispositivo que se utiliza con bastante frecuencia y, por tanto, está sometido a un desgaste bastante importante. La longevidad de un producto es naturalmente variable según el rango de precios al que pertenece y la calidad de los materiales con los que fue ensamblado. Sin embargo, todas las planchas pueden tener problemas técnicos debido a un uso prolongado, un mantenimiento deficiente o un uso poco ortodoxo. Basado en el suministro de vapor, uno de los imprevistos más comunes es sin duda la pérdida de agua del tanque.

¿De dónde proviene el agua?

Lo primero que debe hacer cuando se da cuenta de que su plancha tiene una fuga de agua es localizar el lugar de la fuga. En la mayoría de los casos, estos son los orificios de la placa o la tapa del tanque . Identificar la zona de donde sale el agua es fundamental para valorar la magnitud del problema y entender cómo proceder para solucionarlo de la mejor forma y en el menor tiempo posible. Cuando finalmente se entiende el origen de la fuga, es necesario entender si es posible intervenir directamente para detenerla o solicitar la asistencia técnica de un experto.

Cuando la plancha gotea agua por la suela

Como dijimos, es posible que se escape agua por los orificios de la placa. Esto suele notarse durante el planchado, ya que aparecen pequeñas manchas de agua en la prenda. En este caso, las razones de la pérdida pueden ser diferentes. Por ejemplo, si la cantidad de agua que sale no es excesiva, es posible que necesites ajustar mejor los parámetros relacionados con la temperatura de la plancha o que tengas que esperar hasta que se alcance la temperatura óptima para planchar.
Si empiezas a planchar cuando aún no se ha alcanzado la temperatura, es muy probable que se forme condensación y que la tela se moje. Si el derrame es grande y la plancha es bastante vieja, es probable que haya un problema técnico dentro del aparato. En este caso, le recomendamos que adquiera un modelo nuevo.

Cuando la plancha gotea agua del tanque

Puede suceder que la fuga de agua tenga otras causas, como un mal funcionamiento de una tapa o daños en el tanque . Por lo tanto, es una buena práctica verificar siempre que la tapa esté cerrada correctamente y que el líquido no provenga de allí. Al estar hechas principalmente de plástico, las tapas están sujetas a desgaste y pueden fallar al cerrarse. En este caso sería aconsejable sustituir el componente.
Si la fuga no es causada por un problema con la tapa, es probable que haya una pequeña fuga en el tanque (también generalmente de plástico). Nuestro consejo es tratar de entender si es posible repararlo eficazmente, quizás con material aislante o autosellante, de lo contrario será necesario contactar con asistencia técnica o in extremis proceder con la compra de una nueva plancha.

¿Por qué la plancha no echa vapor?

Puede haber varias razones por las que una plancha no emite vapor, algunas muy triviales, otras más graves. Le recomendamos que proceda en orden de gravedad para verificar el origen del problema.

Causas triviales

Las causas más triviales son aquellas que no dependen de una avería o acumulación de cal, sino únicamente de nuestro descuido o un apagón. De hecho, la plancha no emite vapor si:

  • No tiene corriente : el enchufe no está insertado o se ha ido la corriente sin que nos demos cuenta;
  • No hay agua en el depósito : debemos prestar atención a rellenar el depósito cuando se agote el suministro de agua.

Causas comunes: cal

En la mayoría de los casos el vapor no sale porque hay depósitos de cal que obstruyen las boquillas de la placa o los conductos del tanque. Esto sucede cuando descuida las operaciones de mantenimiento ordinarias y extraordinarias mencionadas anteriormente y cuando no presta atención al agua utilizada en el tanque.
Sin embargo, este no es un caso irresoluble: simplemente proceda con la descalcificación como se describe anteriormente hasta que la oclusión se elimine por completo. En ese momento, el vapor volverá a salir.

Fallos técnicos

Si hemos comprobado que el problema no es ninguno de los enumerados hasta ahora, debemos asumir que se trata de una avería técnica. Hay cuatro componentes cuyo mal funcionamiento puede provocar la interrupción del suministro de vapor:

  • Fallo o bloqueo de la electroválvula : este elemento regula el suministro de vapor, por lo que debe ser el primero que revisemos entre los elementos eléctricos;
  • Fallo de la bomba: la bomba regula el flujo de agua hacia la resistencia, por lo que un fallo en este elemento impide que el agua se caliente;
  • Fallo de resistencia : la resistencia dentro del tanque es el elemento que calienta el agua hasta el punto de vapor, por lo que si este se rompe y no calienta tampoco se formará vapor;
  • Fallo del termostato de regulación : si el termostato o su anillo de regulación están defectuosos, la plancha no alcanzará la temperatura necesaria para la producción de vapor;

Aquellos que estén familiarizados con el trabajo eléctrico posiblemente pueden probar la reparación por su cuenta comprando repuestos; de lo contrario, para todos estos casos es necesario ponerse en contacto con la asistencia técnica proporcionada por el fabricante.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *