Los mejores alzadores de asiento

Los mejores reforzadores de silla

A medida que los pequeños llegan a la edad del destete, es importante comenzar a involucrarlos a la hora de las comidas de los adultos . De esta manera, los niños no solo tendrán la oportunidad de ver el momento de comer como una oportunidad para socializar y compartir, sino que también serán libres de manipular y experimentar con la comida de forma independiente, mientras permanecen bajo la atenta mirada de sus padres. En esta etapa, por tanto, es fundamental que los niños dispongan de un soporte seguro y cómodo , que les permita encontrarse a una altura óptima con respecto a la mesa de adultos. La opción más clásica es la trona., una silla especialmente diseñada para apoyar a los más pequeños y mantenerlos en posición sentada sin riesgo; Sin embargo, cuando el espacio disponible en la cocina o el comedor es limitado, la estructura voluminosa y robusta de la trona puede resultar excesivamente voluminosa.
En estos casos, existe una solución alternativa: es la denominada silla elevadora, también conocido como «telesilla». Este accesorio está diseñado para realizar la misma función que la trona, pero consta únicamente del asiento, que debe engancharse directamente a una silla normal para adaptarla a la altura y constitución del niño; De esta forma, los padres podrán tener un apoyo perfectamente adecuado para sus hijos, sin sacrificar el espacio y la libertad de movimiento. Gracias a su tamaño reducido , el asiento elevador es mucho más fácil de transportar en comparación con la trona: por esta razón, es la solución ideal también para aquellos que necesitan un soporte para ser utilizado en casa y fuera, por ejemplo en casa de abuelos, casas de amigos, restaurantes o mientras viajan. Por último, la silla elevadora es perfecta para los padres que no quieren renunciar a la máxima seguridad para sus pequeños, sin tener que gastar una cantidad excesiva de dinero; en comparación con las tronas, de hecho, las sillas elevadoras se distinguen por un diseño más simple y esencial , por lo que se pueden comprar a precios muy asequibles.

Qué encontrarás en esta guía:

  1. Los mejores alzadores de asiento
  2. Comparativa con los mejores productos
  3. Consejos y guía de compra

Los 5 mejores productos

1. Modo Chicco

1. Modo Chicco VER OFERTA EN AMAZON
  • Altura regulable en 3 posiciones
  • Acolchado extraíble
  • Bandeja extraíble
  • Fácil de transportar gracias a la bandolera integrada y la estructura plegable

2. Silla Badabulle Lift Confort

2. Silla Badabulle Lift ConfortVER OFERTA EN AMAZON
  • Bandeja extraíble
  • Altura ajustable
  • Fácil de cargar
  • Se convierte en un sillón

3. Snack de bolsillo Chicco

  • Altura regulable en 3 posiciones
  • Bandeja extraíble
  • Fácil de transportar gracias al asa y la correa para el hombro integradas

4. Safety 1st 2776260000

  • Fácil de limpiar y colocar en la silla.
  • Pies de goma antideslizantes para mayor estabilidad.

5. Idea Cam S334

  • Fijación universal muy segura
  • Correas ajustables
  • Fácilmente lavable
  • Plegado compacto
  • Materiales completamente no tóxicos

>> Volver arriba <<

Comparativa de los mejores productos

MEJOR OPCION
1. Modo Chicco
1. Modo Chicco
Lee opiniones

PROS

  • Altura regulable en 3…
  • Acolchado extraíble
  • Bandeja extraíble

CONTRAS

  • Detalles abajo
MEJOR CALIDAD / PRECIO
2. Silla Badabulle Lift Confort
2. Silla Badabulle Lift Confort
Lee opiniones

PROS

  • Bandeja extraíble
  • Altura ajustable
  • Fácil de cargar

CONTRAS

  • Detalles abajo
3. Snack de bolsillo Chicco
Sin opiniones

PROS

  • Altura regulable en 3…
  • Bandeja extraíble
  • Fácil de transportar gracias…

CONTRAS

  • Detalles abajo
4. Safety 1st 2776260000
Sin opiniones

PROS

  • Fácil de limpiar y…
  • Pies de goma antideslizantes…

CONTRAS

  • Detalles abajo
5. Idea Cam S334
Sin opiniones

PROS

  • Fijación universal muy segura
  • Correas ajustables
  • Fácilmente lavable

CONTRAS

  • Detalles abajo

>> Volver arriba <<

Guía de compra ¿Qué producto comprar? 

Los factores decisivos para la elección del asiento elevador

¿Por qué comprar un asiento elevado?

A medida que los pequeños llegan a la edad del destete, es importante comenzar a involucrarlos a la hora de las comidas de los adultos . De esta manera, los niños no solo tendrán la oportunidad de ver el momento de comer como una oportunidad para socializar y compartir, sino que también serán libres de manipular y experimentar con la comida de forma independiente, mientras permanecen bajo la atenta mirada de sus padres. En esta etapa, por tanto, es fundamental que los niños dispongan de un soporte seguro y cómodo , que les permita encontrarse a una altura óptima con respecto a la mesa de adultos. La opción más clásica es la trona., una silla especialmente diseñada para apoyar a los más pequeños y mantenerlos en posición sentada sin riesgo; Sin embargo, cuando el espacio disponible en la cocina o el comedor es limitado, la estructura voluminosa y robusta de la trona puede resultar excesivamente voluminosa.
En estos casos, existe una solución alternativa: es la denominada silla elevadora, también conocido como «telesilla». Este accesorio está diseñado para realizar la misma función que la trona, pero consta únicamente del asiento, que debe engancharse directamente a una silla normal para adaptarla a la altura y constitución del niño; De esta forma, los padres podrán tener un apoyo perfectamente adecuado para sus hijos, sin sacrificar el espacio y la libertad de movimiento. Gracias a su tamaño reducido , el asiento elevador es mucho más fácil de transportar.en comparación con la trona: por esta razón, es la solución ideal también para aquellos que necesitan un soporte para ser utilizado en casa y fuera, por ejemplo en casa de abuelos, casas de amigos, restaurantes o mientras viajan. Por último, la silla elevadora es perfecta para los padres que no quieren renunciar a la máxima seguridad para sus pequeños, sin tener que gastar una cantidad excesiva de dinero; en comparación con las tronas, de hecho, las sillas elevadoras se distinguen por un diseño más simple y esencial , por lo que se pueden comprar a precios muy asequibles.

Entonces, ¿cuáles son las principales características a las que debemos prestar atención antes de comprar una silla elevadora para nuestro pequeño? En esta guía de compra descubrirás todos los factores a tener en cuenta para identificar el modelo que mejor se adapta a tus necesidades.

Silla elevada

¿A partir de que edad utilizar la silla elevadora?

Empecemos de inmediato por aclarar una duda que atormenta a muchos padres: ¿cuál es la edad adecuada para empezar a utilizar un asiento elevado? Al igual que con la mayoría de tronas, podremos utilizar un elevador a partir del sexto mes de vida del bebé, es decir, desde el momento en que los músculos del cuello y la espalda estén lo suficientemente fuertes como para permitirle sentarse solo.

Sin embargo, los elevadores de sillas actualmente en el mercado están aprobados generalmente por un período de 6 a 36 meses ; Sin embargo, para un uso correcto y seguro de un asiento elevador, también es necesario hacer referencia a otro factor, a saber, el peso del niño: es esencial, de hecho, que este valor esté dentro de la capacidad máxima del modelo elegido, para evitar que la silla en la que se acomoda el pequeño acabe volcando. Los propulsores más comunes pueden soportar fácilmente hasta 15 kg de peso; En cualquier caso, las empresas fabricantes deben especificar claramente tanto el rango de edad recomendado como la capacidad máxima de los elevadores de asiento: esta información generalmente se proporciona en el sitio web oficial de la marca, en el embalaje y en el manual de usuario del producto. .

Estructura y adaptabilidad

El primer factor a evaluar antes de adquirir un asiento elevador son sus características estructurales , de las que el grado de adaptabilidad del asiento elevador depende tanto de las necesidades de niños y adultos, como del tamaño del espacio disponible.
En primer lugar, te recomendamos optar por un modelo regulable en altura : esta característica te permite adaptar la contrahuella según las preferencias de los más pequeños y el tamaño de la mesa que tienes delante, haciéndola mucho más versátil y cómoda. Los elevadores de asiento de este tipo generalmente se pueden ajustar hasta en cuatro posiciones.
Si elige un elevador equipado con una bandeja , entonces, es mejor enfocarse en un modelo conbandeja extraíble . Al quitar este componente, de hecho, podremos colocar al niño dentro del asiento con mayor facilidad; además, una vez que los pequeños hayan terminado de comer, será posible acercarlos aún más a la mesa, para no dejarlos al margen mientras los adultos siguen comiendo.

Características de la silla

A diferencia de la trona, que consta de una sola pieza, el elevador debe estar necesariamente asegurado a una silla; esto significa que la estructura sobre la que se colocará al bebé estará compuesta por dos elementos diferentes. Por tanto, comprar un asiento elevador seguro y de alta calidad no es suficiente: para garantizar la máxima seguridad a los niños, también es necesario prestar atención a las características de la silla a la que lo fijaremos; este último, de hecho, actúa como base de la propia subida y, por tanto, acaba determinando su estabilidad.

Claramente, la silla en cuestión debe ante todo ser estable, no bambolearse de ninguna manera y ser capaz de soportar los movimientos bruscos de los niños. Es mejor preferir una silla con un asiento ancho y plano , ya que una estructura demasiado pequeña, redondeada o cóncava corre el riesgo de no proporcionar suficiente apoyo en la base del elevador; Por último, el respaldo también debe tener una conformación lo más estándar y regular posible. En cualquier caso, recomendamos, antes de proceder con la compra, analizar detenidamente y comparar la estructura del booster con la de la silla que piensa utilizar como soporte.

Dimensiones y peso

Los asientos elevados están diseñados para ser menos voluminosos y más fáciles de transportar que las sillas altas mucho más grandes, de modo que ocupen menos espacio en el hogar y también se puedan usar fuera del hogar; antes de comprar, por lo tanto, tendremos que evaluar cuidadosamente su tamaño y peso , ya que estos dos valores determinan su tamaño y portabilidad.
La mayoría de los elevadores de sillas actualmente en el mercado apenas superan los 50 cm de altura y los 2 kg de peso. Con las mismas dimensiones y dimensiones, sin embargo, recomendamos optar por un modelo plegable: los elevadores de silla de este tipo se pueden plegar de forma muy compacta, y permiten no solo transportarlos con extrema facilidad, sino también almacenarlos sin ocupar demasiado espacio una vez finalizado el tiempo de alimentación. Para simplificar aún más el transporte, entre otras cosas, algunos aumentos están equipados con un asa o bandolera : si es necesario, podemos cerrarlos y transportarlos como un maletín o una bolsa.

Facilidad de limpieza

Como siempre, a la hora de comprar un producto dedicado a la primera infancia es fundamental prestar atención a la facilidad con la que podemos mantenerlo limpio e higiénico . Este último factor es especialmente importante en el caso de los elevadores de sillas: estos accesorios, de hecho, deben usarse a diario y varias veces al día, además en un momento delicado como el de la comida para bebés, cuando los más pequeños seguramente acabarán ensuciándose. y derramar alimentos y líquidos.

Aquellos que quieran un asiento elevador acolchado, por lo tanto, deben preferir un modelo extraíble , que le permita quitar la funda y lavarla cómodamente a mano o en la lavadora; Aún más prácticas son las bandas con acolchado impermeable , por ejemplo de plástico o vinilo: para limpiarlas, de hecho, basta con pasarles una esponja húmeda. También recomendamos optar por una estructura lo más libre posible de huecos, esquinas o uniones, que podrían dificultar la correcta eliminación de suciedad y residuos.

Seguridad y comodidad

Para concluir, cuando queremos comprar una silla elevadora para nuestro pequeño, no podemos subestimar la importancia de la seguridad y la comodidad . El asiento elevador debe ser lo suficientemente seguro para que el niño pueda sentarse de forma independiente sin correr ningún riesgo, pero también lo más cómodo posible, para limitar los caprichos del pequeño, que puede querer permanecer en los brazos de los padres.

En términos de seguridad, hay que prestar atención a los cinturones de seguridad : sean de tres o de cinco puntos, lo importante es que sean fáciles de poner y quitar para un adulto y, al mismo tiempo, a prueba de niños. Además, los cinturones deben ser ajustables : esto les permite adaptarse perfectamente a la talla del niño, haciendo el asiento más cómodo.

En cuanto a la comodidad, recomendamos optar por un modelo con asiento anatómico y preferiblemente acolchado ; en este último caso, como ya se mencionó, es mejor preferir acolchados impermeables y fáciles de limpiar. En caso de que esté buscando un elevador de silla equipado con bandeja, entonces, hay algunas características estructurales a las que debe prestar atención, ya que pueden aumentar la practicidad de uso y la comodidad del modelo en cuestión. Veámoslos a continuación:

  • Presencia de borde elevado : las bandejas con este diseño tienen la ventaja de evitar la caída de líquidos y alimentos al suelo;
  • Presencia de portabebidas: gracias a este elemento, el biberón o taza del bebé será más estable y la probabilidad de que se caiga por movimientos bruscos o golpes accidentales es mucho menor.

¿Son importantes los materiales?

Los elevadores de sillas más populares actualmente en el mercado no se diferencian particularmente entre sí en cuanto a los materiales utilizados. Generalmente, estos accesorios están hechos principalmente de materiales plásticos , que tienen la ventaja de hacer la estructura ligera pero a la vez estable, porque es capaz de absorber las vibraciones provocadas por los movimientos de los niños; La otra gran ventaja del plástico, entonces, está ligada a la facilidad de limpieza : este material, de hecho, no absorbe alimentos ni líquidos, por lo que limpiarlo una vez finalizado el tiempo de la comida del bebé será práctico y rápido. En este caso, lo realmente importante de verificar es que los plásticos utilizados en la construcción del asiento elevador son completamente a prueba de niños, por lo tantolibre de componentes que puedan ser tóxicos o peligrosos en contacto con la piel; las marcas más confiables, sin embargo, siempre certifican la seguridad de los materiales utilizados a través de siglas y marcas específicas que se muestran en el empaque.

¿Es importante la marca?

En cuanto a productos para niños, contar con marcas consolidadas en el ámbito de la primera infancia supone tener mayores garantías en cuanto a seguridad , calidad y, en su caso, atención al cliente . Entre las empresas más fiables podemos incluir, en el caso de los elevadores de sillas, Chicco , Cam , Foppapedretti , OK Baby , Brevi , Inglesina , Stokke y Fisher Price .

¿Importa el precio?

Los asientos elevados no son productos especialmente sofisticados; por ello, comprar uno no supone una inversión especialmente importante desde el punto de vista económico. En general, el precio básico de un asiento elevador ronda los veinte euros : en estos casos, se trata de modelos verdaderamente imprescindibles, sin bandeja ni acolchado, con una estructura sencilla en plástico duro; Claramente, quienes quieran un mayor nivel de comodidad tendrán que estar dispuestos a gastar una cantidad mayor: los elevadores de asiento ajustables y abatibles, equipados con un buen acolchado y una bandeja extraíble, por ejemplo, pueden llegar a costar hasta unos 60 euros .

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.